Temperatura: º
Humedad: %
Secretaria de Extension Universitaria y Cultura

Adicciones y prevención

un cigarrillo entre dedos
Fernando Sasetti –bioingeniero- y Director del Proyecto “Abordaje interdisciplinario de las adicciones en el barrio Padre Kolbe de la ciudad de Paraná”, contó a UNERNOTICIAS la necesidad que tuvieron en abordar demandas de la comunidad y continuar con actividades emprendidas durante el primer semestre del año 2014, donde los estudiantes de la cátedra Organización de los Sistemas de Salud, en el marco de la curricularización de la extensión, desarrollaron actividades vinculadas con la problemática de las adicciones.

-¿Específicamente, cual es el lugar central del trabajo?
La localización geográfica es la Escuela Gaucho Rivero, donde vive un grupo importante de familias en un contexto social de vulnerabilidad. Los vecinos y los trabajadores del centro de salud, observaron un aumento en la población de jóvenes que consumen sustancias psicoactivas y una baja en la edad de iniciación. Durante el cursado de la asignatura, los estudiantes realizaron actividades de campo en el centro de salud y su área programática, con el objetivo de estudiar cómo se aborda desde el sistema de atención primaria de la salud el problema de las adicciones. Estas actividades incluyeron entrevistas a los trabajadores -psicólogos, agentes sanitarios- personas que viven en el barrio, integrantes de ONGs vinculadas a la prevención de adicciones y visitas a diversos organismos y programas provinciales que intervienen en el abordaje de las adicciones.

-Desde la comunidad universitaria mantienen, desde hace mucho tiempo, experiencias en ese sector de Paraná…
Efectivamente desde hace varios años atrás, en la escuela de Nivel Medio “Gaucho Rivero”, se organizan las jornadas “Salud junto a la Juventud”, que tienen por objetivo promover un concepto de salud integral buscando el bienestar para el individuo y la sociedad, el mismo que debe incluir el bienestar mental, el bienestar físico, el bienestar económico y el bienestar social. El espacio que ofrecen las Jornadas, brindan la posibilidad de trabajar, no sólo contenidos teóricos referidos a la salud en general, sino que posibilita el diálogo-debate entre los estudiantes y docentes en torno a las distintas temáticas. Es una pieza clave para el proceso de enseñanza-aprendizaje, una herramienta estratégica que permite que los chicos puedan informarse y profundizar contenidos sobre el cuidado y concientización de la importancia de la salud. Es la oportunidad de hablar de las complejas problemáticas sociales que impregnan la realidad, tales como la violencia de género, adicciones, enfermedades y todas aquellas cuestiones que se hacen invisibles y se naturalizan a través de los propios mecanismos de construcción social, política y social.  (continúa)

-Con el trabajo de campo realizado, comienzan a surgir las problemáticas…
Precisamente, a partir de las actividades realizadas con la comunidad se observa que existe una elevada tolerancia social al consumo de sustancias adictivas legales -tabaco y alcohol- e ilegales –marihuana y psicofármacos-, asociado a una baja percepción social del daño que genera el consumo de estos componentes. Por otro lado, se observó que existe un déficit de recursos en el sistema de salud y de educación destinados al abordaje preventivo de la problemática asociada al consumo. Los diversos actores de la comunidad han manifestado la necesidad de contar con más recursos humanos y fomentar la formación específica de los mismos, para mejorar el abordaje de la compleja problemática de las adicciones en el barrio. 

-¿Qué necesidades concretas plantearon las familias del lugar?
La demanda de sus seres queridos es que no caigan en la droga, el caer en la droga es un problema del cual no hay muchas posibilidades de salir por falta de recursos -materiales, familiares y acceso al sistema de atención-. En tal sentido se observa como necesidad para los trabajadores del primer nivel de atención de la salud, coordinar y desarrollar actividades de prevención específica e inespecífica del consumo de sustancias como lo manifiesta la ley Nacional de Salud Mental  26.657.

-Espontáneamente, desde la comunidad comenzaron a trabajar en RED…
Surgió un importante compromiso de grupos y recursos de la comunidad que se organizaron mediante el sistema de RED a fin de optimizar recursos profesionales e institucionales en la comunidad. La RED está compuesta por la  Escuela Secundaria de Gestión Social “Pablo de Tarso”, Escuela Nº 201 "Gaucho Antonio Rivero", Escuela Privada “San Antonio María Gianelli”, Jardín MM "Semillitas de Ilusión", Jardín MM "Los Gauchitos de la Virgen del Lujan", Centro de Salud "Dr. D’Angelo", Comisión Vecinal "Padre Kolbe", SUM de Anacleto Medina Norte, Comisión de Sala de Velatorios de Anacleto Medina, Centro Comunitario Nº 16 (CGE), el Centro de Día "Virgen de la Esperanza", la Escuela Privada Nº 207 de Recuperación e Integración “Juana Teresa Crombeen” y el Jardín Maternal “Abejitas”.
El acuerdo entre la comunidad, la Universidad y las organizaciones del sistema de salud es fortalecer y desarrollar iniciativas vinculadas con la prevención primaria de las adicciones a nivel poblacional basado en la estrategia de formación de jóvenes preventores barriales.

-La comunicación cumple un rol fundamental en la prevención…
A partir del trabajo intersectorial y de dialogo entre las organizaciones de la comunidad, la Universidad y el sistema de salud, se pueden desarrollar estrategias que permitan identificar canales de comunicación validos para presentar y comunicar información científica sobre los efectos de las sustancias a la comunidad que posibiliten revertir la tolerancia social y la baja percepción del daño y estrategias que permitan analizar en conjunto el problema desde perspectivas interdisciplinarias. Se pretende abordar el problema convocando a los niños y jóvenes que asisten a la escuela, a los docentes para, con ellos y las organizaciones, emprender un proyecto de prevención basado en el derecho a la salud. Cabe remarcar que en este trabajo se incorporan profesionales, trabajadores de la salud de distintas disciplinas -Trabajo Social, Comunicación, Educación, Psicología Social, Ingeniería-, para abordar un problema complejo que demanda del estudio y el trabajo comunitario relacionado con la prevención. Entendemos que hay mucho por aprender y desarrollar en prevención de adicciones en nuestra región.

Para destacar: “Si bien entendemos que no todos los jóvenes están insertos en el sistema educativo, creemos que la comunidad educativa de una escuela de nivel medio y los últimos años de la escuela primaria, es el ámbito ideal para desarrollar una experiencia de prevención de adicciones ya que nos brinda la posibilidad de cierta continuidad de encuentros con los jóvenes y los docentes a cargo. Además, en una misma institución encontramos a un gran porcentaje de los jóvenes del barrio los cuales han establecidos lazos sociales que son necesarios de conocerse para desarrollar la prevención. Para el desarrollo de las estrategias preventivas es necesario partir de la realidad del joven, y a partir de ésta ir brindando argumentos para que colectivamente se pueda pensar otros vínculos con las sustancias adictivas. En este sentido los grupos operativos de trabajo brindan un ámbito donde gradualmente vamos ganando confianza en forma mutua. A medida que avanzamos en el trabajo en los grupos operativos, vamos brindando a los jóvenes alternativas deportivas y culturales que pongan en relieve la producción colectiva, la formación individual del sujeto en una disciplina y la recreación al mismo tiempo”.

Unos de los aspectos más preocupantes en el barrio, es la edad de inicio en el consumo de sustancias psicoactivas, sería necesario estudiar e investigar los factores que contribuyen y cuales obstaculizan el desarrollo de este fenómeno.

Prevención versus Reducción de daños: Horacio Tabares, Psicólogo Social a cargo de la ONG Vínculos, es convocado permanentemente por la Facultad de Ingeniería de la UNER en el marco del Proyecto y Cátedra. Expone en diferentes escuelas de Paraná sobre el flagelo de las adicciones.
Ahondando sobre los diferentes paradigmas existente en torno al consumo de drogas y el narcotráfico, Tabares deja expresa la postura crítica de la ONG Vínculos en torno a las perspectivas denominadas de reducción de daños que, partiendo de la idea de que hay consumidores de drogas que no van a dejar de hacerlo enfoca sus acciones en reducir los riesgos asociados a los mismos, como la transmisión de enfermedades de transmisión sexual o transmisión de enfermedades infecciosas por la vía de consumo de drogas empleada, riesgo de sobredosis, dejando de lado la prevención del consumo. Este paradigma es el que prima en las políticas de Estado a nivel nacional y provincial. El profesional aconsejó remitirse a los estudios científicos, según los cuales todo consumo de sustancias psicoactivas provoca efectos nocivos en el organismo y en la conducta relacional. Cuestionó que las políticas de reducción de daños pretenden ignorar “aquello que la neurociencia nos está enseñando, que son los deterioros que se producen con el consumo” y, a modo de ejemplo señaló que “hoy está totalmente demostrado que produce envejecimiento prematuro, no solamente daña al sistema nervioso central sino a los múltiples sistemas del organismo”.

Contacto: Bioingeniero Fernando Sasseti   f_sassetti@hotmail.com