Temperatura: º
Humedad: %
Secretaria de Extension Universitaria y Cultura

El regreso para enseñar y compartir


La historia de David Caballero, egresado de la Facultad de Bromatología de nuestra Universidad, es una de las más de mil que vivieron investigadores y científicos argentinos, emigrando a partir de las sucesivas crisis económicas y el escaso desarrollo científico. Muchos regresaron a partir del 2005, entre ellos, Caballero.

Graduado de la Facultad de Bromatología de nuestra Universidad, Caballero retornó de España para compartir y volcar sus conocimientos y experiencias en la institución que lo formó profesionalmente. Junto a la Decana de la Facultad de Bromatología, Bertha Baldi Coronel, contó su experiencia y la decisión de retornar al país y a la Facultad.

En primer lugar, Baldi recordó que “luego de cursar sus estudios en nuestra Facultad, recibiéndose de Licenciado en Bromatología, continuó su capacitación en España, donde realizó su doctorado. Es muy bueno que haya podido regresar. Los conocimientos que obtuvo en nuestra Facultad le permitieron continuar exitosamente su carrera de posgrado, lo que nos orgullece mucho”. Remarcó además que “es muy bueno institucionalmente, ya que regresa con otra preparación, con una especialidad en lo que hace y además es una persona de la casa, que nunca se fue del todo”.

Para su regreso, la Decana explicó que fueron a través de las “gestiones que realizamos con el rector Jorge Gerard, en la Secretaría de Políticas Universitarias, donde obtuvimos un cargo para que pudiera regresar. Precisamente era lo que exigía el Programa Raíces, que tuviera un cargo en la institución”. Por último, Baldi remarcó que “rescatar nuestros egresados, saber que tuvieron éxito en sus estudios de posgrado y que tienen la posibilidad de volver a la institución para volcar esas experiencias para el crecimiento, me parece muy bueno”.

David Caballero es licenciado en Bromatología de nuestra Universidad y Doctor en Ciencias Químicas de la Universidad de Valencia, España. Recordó que “desde siempre quise realizar un doctorado y ya cuando estudiaba aquí tenía la idea de irme, hacer algo y volver, a seguir trabajando en la Universidad. Ya era profesor aquí, en Química Instrumental, Química Física y Química Inorgánica. Llegó el momento de irme y fue a la Universidad de Valencia porque el gobierno español me dio una beca, por las notas y la propuesta que hice. Estuve cuatro años becado, terminé mi doctorado y me vine”.

Ese regreso fue efímero porque “en el 2001 estábamos con el corralito y esos problemas y regreso a España. Conseguí trabajo, primero en la Universidad de Murcia, como investigador contratado para resolver problemas importantes que tenían las empresas. Luego me contrató una empresa de productos químicos, como jefe de laboratorio pero encargado de muchas cosas, hasta de implementar controles de calidad en las plantas en las que faltaba. En esto quiero agradecer a los profesores que he tenido, entre ellos Bertha, porque allí “te echan lo que venga” y lo tienes que resolver, no para dentro de tres meses sino para mañana, de distintas formas, pero se resuelven”.

Cansado de las urgencias de las empresas privadas que le dejaban los “sábados y domingos sólo para dormir”, Caballero comenzó a pensar en el regreso “para poder hacer las cosas que siempre pensé. Hacer docencia, investigación, publicar  en revistas científicas internacionales”.  A partir de esa decisión comenzó “a hablar con Bertha y algunos docentes y me dicen que hay posibilidades, porque algunos profesores se están jubilando, que puede haber concursos, que está el Programa Raíces.  Y retornó con “la idea de poder traer las cosas que aprendí y enseñar las formas de España en la Universidad. Por ejemplo, se hace un trabajo para publicar y se publica, a veces te lo rebotan, pero se corrige y te lo publican o solucionar los problemas en las industrias, porque tenemos herramientas para hacerlo, porque se nos prepara bien aquí e inclusive, para seguir mejorando de a poco, como en todo”.


Publicado: 20-10-2015